ÜŔ•ÖśĚ∂+e{Ěł:ł†ät‚ôÍ.∑Żb∂WŅÖśĚnárn(ĖäūÜ+^qťŪzłuÁnģ("Ě8¶zč≠ĢqťŪzłkqťŪz∑%ĘÁ_ē™řěß«ųě◊ężļňÝmö Oh! Berlin - Le Perfectier

Le Perfectier

Imagen de coche saliendo del muro de Berlin

Oh! Berlin

Como todos sab√©is este pasado fin de semana se han cumplido 25 a√Īos de la ca√≠da del Muro de Berl√≠n. A m√≠ me pill√≥ un poco renacuaja, no recuerdo nada de nada,¬†m√°s all√° de¬†lo que estudi√© en el cole cuando¬†me toc√≥. La verdad es que tuvo un gran¬†impacto, no solo social y econ√≥mico, si no tambi√©n urbano.

Con todo esto del aniversario, se han multiplicado los artículos, las emisiones de películas y los programas dedicados al tema, pero entre ellas me llamó la atención este artículo de El País sobre el antes y el después del Muro. Se puede observar muy gráficamente  la frontera entre las dos Alemanias, y su impacto en la morfología urbana. Es curioso como, además de dividir la ciudad en su día, la condicionó a su desarrollo posterior. Las calles y los espacios urbanos siguen ese trazado y hacen al ciudadano partícipe de la historia de la ciudad casi sin darse cuenta.

Para celebrar tan sonada ocasi√≥n, se ha prepar√≥ una instalaci√≥n urbana formada por miles de balones luminosos siguiendo el trazado original del Muro, que invitan al transe√ļnte a interactuar con ellos, eliminando de alguna manera la sensaci√≥n negativa que inspira la palabra muro. Aqu√≠ va:

 

Muy muy muy chulo, por cierto. Muy ‘cracks’. :)

¬ŅY a qu√© viene todo esto? Al impacto que tiene la historia en la ciudad, en su arquitectura y en su urbanismo. Grandes aciertos y tambi√©n¬†errores hist√≥ricos dan forma a las ciudades, y no hay que intentar borrarlos, a veces hay que intentar aprender de ellos, mostrarlos. Ya se sabe eso de ¬ęSi no puedes con tu enemigo, √ļnete a √©l¬Ľ. En Berlin han sabido hacerlo, y muy bien. Lo que en su d√≠a fue un crack urbano, una brecha f√≠sica, pero tambi√©n social y ¬†econ√≥mica, se ha convertido ahora en una conexi√≥n urbana y un recuerdo a lo que se vivi√≥. La parte de Muro m√°s extensa que queda, la East Side Gallery, muestra, a modo de museo al aire libre, una colecci√≥n de graffitis y murales de varios artistas, que representan el cambio que experiment√≥ la ciudad y el pa√≠s tras la ca√≠da del Muro.

No ha sido necesario deshacerse de todos los trozos¬Ľinservibles¬Ľ. Simplemente bast√≥ con darles otro uso, a la vez que se manten√≠a el recuerdo y se mostraba la historia de la ciudad . Uno de los m√°s famosos es el que ilustra la imagen de este post, el¬†coche rompiendo el muro de¬†Birgit Kinder.’Pruebe el resto’ (Imagen de Martin Moos, Getty Images).

Los muros y paredes ciegas son, a menudo los grandes olvidados de las ciudades, pero al mismo tiempo, zonas con un potencial incre√≠ble para ser lugares, espacios con car√°cter propio. Tendemos a ocultarlos, a llenarlos de carteles sin ton ni son…En otras ciudades los muestran, los ense√Īan, como parte de la historia y de la morfolog√≠a urbana. Por ejemplo Lyon y tal. En este caso son murales,¬†en otras zonas son¬†graffitis, e incluso vallas provisionales, que aportan ideas, pensamientos e im√°genes nuevas a los ciudadanos. Pero esto ya me da para¬†otra historia entera y ser√° contada en otra ocasi√≥n. ¬†Mientras, ocup√©monos¬†de esos peque√Īos detalles y espacios olvidados, que dan car√°cter a la ciudad…¬ŅHacemos un graffiti?

M.D (musical data): Tengo cierta tendencia a relacionar todos los t√≠tulos con alguna de las artes, grandes frases o canciones de la historia…Deformaci√≥n profesional de la integraci√≥n global de las artes, de que al final todo est√° relacionado y cuadra. As√≠ que en este caso, para¬†los que no la hab√©is pillado, viene de aqu√≠

(Por cierto, paradójicamente vídeo grabado en Londres, en Shoreditch de mis amores).